miércoles, 21 de febrero de 2018

¿Qué son los predatory journals?

Predatory-journals-timo-publicacion
Seguro que si tú, que estás leyendo esto, has publicado ya algún artículo científico te suena ese típico correo que habrás recibido más de una vez en inglés o con el español de Google Translate, de un "editor" científico invitándote a publicar en su revista (o en una de sus revistas...), halagándote por lo interesantes que son los artículos que hasta ahora has publicado; afirmando que tu trabajo se adecúa perfectamente a la temática de esa(s) revista(s) y prometiéndote tenerlo listo en menos de un mes...

...¿Te suena todo esto? Si es así, enhorabuena, has dado con un predatory journal. Si esto que he contado no te suena (aún), prepárate y lee este post hasta el final, porque te puede ahorrar más de un susto...

Esto que he comentado, chicas y chicos, es en pocas palabras el típico cebo de un predatory journal (no sabría como traducirlo al español, pero sería algo así como una revista abusiva, depredadora). 

Pero Enrique, ¿qué es exactamente un predatory journal? En términos modernos diríamos que se trata de una revista científica fake. Aparentemente, y sobretodo si no has publicado mucho o aún no estás muy familiarizado con las revistas científicas, a primera vista parece una revista científica "normal", el correo electrónico que suelen enviar para promocionarse, si no entiendes mucho inglés o no lo lees despacio, es muy cautivador y goloso: te prometen una rápida publicación, en una revista de las de impacto/JCR, con muchas facilidades para inscribirte en la revista... 

...Pero. Aquí vienen los peros. Hasta aquí, todo parecería super positivo, ¿no? ¿Cuál es el problema? Pues bien, el problema de los predatory journal es la falta de transparencia, garantías y de calidad de su propio origen así como del proceso de evaluación y gestión de los artículos que reciben. Otro supuesto gancho de estas revistas es que suelen publicar en acceso abierto, es decir, que el lector no tiene que pagar por leer el artículo. ¿Quién paga entonces? Pues si no lo hace el genio de la lámpara solo queda que seas tú como autor el que lo haga, y esto no te lo suelen decir hasta que ya has enviado tu artículo a su revista y "mágicamente" ha sido aceptado en cuestión de pocos días (cuando ya te expliqué aquí y aquí que este proceso puede demorarse hasta un año en ocasiones!). Esto es lo primero que ya resulta peligroso, puesto que has enviado un artículo inédito fruto de tu trabajo a una revista que ahora lo tiene y te pide dinero... y su editor no sabes quién es, ni conoces exactamente el país de la revista ni para qué universidad o institución trabaja. Efectivamente, puedes llamarlo "secuestro" si quieres. 

Y es que este es otro de los principales problemas de los predatory journal, su falta de transparencia. Muchas veces tienen un nombre muy parecido al de revistas que todos conocemos y en las que todo el mundo quiere publicar por tener un alto impacto. Esos nombres son del tipo "British Association of..." o contienen el nombre de una materia de estudio y la palabra "journal" entremezclada con otras que hacen que parezca una revista super prestigiosa. Pero si intentas ahondar en sus páginas webs, muchas veces verás que están llenas de fallos de ortografía, o bien la sección de normas para autores no es muy clara ni especifican bien cómo se van a evaluar los artículos (no suelen tener revisión por pares, pues pagas por publicar), o incluso que la universidad o institución de la que provienen no existe. 

Por otro lado, es frecuente dentro de esta poca transparencia y falta de información que el impacto de la revista no sea el "índice de impacto" que maneja el ISI, es decir el que todos manejamos comúnmente. Se inventan conceptos parecidos del tipo "journal factor" o "scientific factor", que nada tiene que ver (porque no existen o se lo han inventado), pero que suenan bien. 

Pensad una cosa: en un mundo académico como el actual, donde el lema es el archiconocido "publish or perish" (publicar o morir) del que hablaremos otro día, las revistas científicas, las buenas (bien por criterios de impacto o bien por criterios de interés y relevancia) no necesitan ir dándose publicidad enviando correos electrónicos masivamente. De hecho, reciben tantos papers que muchas tienen una tasa de aceptación  de artículos por debajo del 20%. Por tanto, si una revista o envía un correo diciendo que le encantaría que publicases en ella... sospechad. Y solo digo sospechad porque efectivamente puede tratarse de una nueva revista, o una revista de una universidad aún poco conocida que necesita artículos para arrancar. Recordad que el hecho de que no esté indexada en la Web of Science no quiere decir que la revista sea un predatory journal o que no sea buena, solamente quiere decir que esa revista no está manejada por las grandes editoriales científicas que emplean el factor de impacto, JCR o ISI, como queráis llamarlo. 

Además de todo esto, dentro de la academia (en casi todos lados) está muy mal visto que publiques en este tipo de revistas, y puede perjudicar mucho tu reputación, ya que se considera como "hacer trampas", puesto que sí, publicarás muchos artículos a fuerza de pagar... pero en revistas que no tienen ningún criterio de calidad en aquello que publican

Finalmente, si quieres saber más sobre el tema de los predatory journal, te dejo este, este y este enlace, los cuales vienen a explicarte lo mismo que yo pero mejor contado 😉 Espero que el post te haya servido, y a partir de ahora a tener más cuidado!


Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré. 

 @ebaes 

 Photo Credit: Mark - a Canadian Portraitist

miércoles, 14 de febrero de 2018

Citar en APA archivos no comunes: Imágenes, Tweets, Posts, Noticias...

formato-apa-imagenes-noticias-tweets-blogs
Cuando llevamos cierto tiempo escribiendo papers, libros o trabajos académicos, al final aprendemos a la fuerza a citar en el formato que más utilizamos (en mi caso, con el APA), pero no sé si os ha pasado a vosotros que cuando en un artículo necesitas citar un tipo de archivo que no estás acostumbrado (en mi caso, cualquiera que no sea un paper, libro o capítulo de libro...); al no estar acostumbrado acabas perdiendo el hilo de escritura y la concentración porque no tienes automatizado el formato de la cita. En el post de hoy os quiero ofrecer una solución a esto, y para ello os voy a dar la plantilla de cita en formato APA para algunos archivos que no solemos usar, pero que cada vez son más comunes extraído de algunas webs que he consultado. Vamos allá:

-Imágenes: (extraído de normasapa): Apellido, Inicial. (año). Título del trabajo. [Tipo]. Recuperado de http://www.www.www.

Por ejemplo, con la imagen de este post: Reyes, G. (2014). APA 2014. [Ilustración]. Recuperado de https://www.flickr.com/photos/geo462rge/14207768689/in/photolist-nDuwD8-nDvBmv-nnmfzC-nDtfRD-74iiYN-nVFCLH-nDtNdf-nXKf3D-nXKqwK-nDv3MH-nVFjmg-nVRJDf-nDtXL3-6J2X38-nXLB5B-nTWHVN-nDvoYK-nVTLY3-nXKHrg-fjik8T-nDtoym-nVZaFP-6DhEGd-nXL4F4-nVYcdZ-nTW4P7-6DdCc4-nVFzuH-nDudSf-nDuC8c-fjxuQS-nXL5pt-6DdCuv-uRKKj-nXL9UF-nVSrAN-nXKDJM-fjim5a-nDv8YK-6Dhyi7-fjhP5V-6DdyrX-6DdMUT-Hn9ThH-nVT7vS-6DhHMo-nDvgz6-nTWTPq-qkutmT-5P4bt1


-Tweets: (extraído de carlosqg): Nombre de usuario. (Fecha de publicación del tweet). Título del tweet. [Tweet Post]. Recuperado de [URL del Tweet].

Por ejemplo, para el tweet que tengo fijado en mi perfil actualmente: ebaes (27 de enero de 2018). Vuelven los vídeos al canal de Youtube. [Este fin de semana vuelven los vídeos al canal de Youtube de la #comunidadebaes ¿Algún tema, asunto, o interés sobre el que queráis que hablemos?]. Recuperado de https://twitter.com/ebaes/status/957250770788855808.


-Post de un blog: (extraído de normasapa): Apellido, A. (Fecha). Título del post [Mensaje en un blog]. Nombre del blog. Recuperado de htpp://xxxx

Por ejemplo, para este post: Baleriola, E. (2018). Citar en APA archivos no comunes: Imágenes, Tweets, Posts, Noticias... [Mensaje en un blog]. Recuperado de: http://www.ebaes.es/2018/02/formato-apa-infrecuente.html


-Noticia de un diario digital: (extraído de formatoapa): Autor. (Año, Mes, Día). Título de la noticia. Título del periódico en línea, páginas. Recuperado de [URL de la noticia].

Por ejemplo, para esta noticia: Garzón, A. (2017, Febrero, 28). Un sistema científico precarioque nos condena al éxodo. Público. Recuperado de http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2017/02/28/un-sistema-cientifico-precario-que-nos-condena-al-exodo/


Pues esto es todo. Espero que el post os haya sido útil, y si tenéis cualquier comentario o cuestión no dudéis en preguntar! Nos vemos la semana que viene.


Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré.

 @ebaes 

 Photo Credit: George Reyes

miércoles, 7 de febrero de 2018

Plantilla de cover letter (carta de motivación) para postular a un postdoc (inglés)

Plantilla-cover letter-carta-motivacion-postdoc
No es ninguna novedad el hecho de que conseguir un empleo académico es bastante difícil y que actualmente hay mucha competencia; más aún si lo que queremos conseguir es nuestro primer empleo (normalmente un postdoc) y para ello aplicamos a convocatorias internacionales. La parte buena es que todas las semanas encontrarás como cinco, seis o tal vez más convocatorias que encajen con tu perfil; la mala noticia es que al ser internacional competirás con investigadores de todo el mundo.

Es por eso, que para intentar ayudarte a conseguir un empleo académico como postdoc y tan solo a modo de que te sirva como "inspiración", he decidido compartir contigo una plantilla de cover letter en inglés que te puede servir para copiar, o si no te gusta para no copiar y justo hacer lo contrario. Se trata de la plantilla en la que basé muchas de las postulaciones que hice a nivel internacional cuando me pedían una carta de motivación en inglés. Como ya te dije aquí, deberás adaptarla y personalizarla para a convocatoria en concreto a la que acudas, así como revisar el inglés (seguro que tiene varias faltas...) y según el estilo de escritura tanto personal como de tu área del conocimiento. Espero que te sirva, aquí la tienes:

Dr. XXXXX (si conoces el apellido de la o las personas de la convocatoria) // Dear Sir or Madam (si no conoces sus nombres)

I am applying for the postdoctoral position available in (departamento, centro y/o universidad) that was recently advertised in (dónde has encontrado la convocatoria). I am finishing the PhD program named (tu programa de doctorado) in the (tu universidad), headed by the senior lecturer (tu director de tesis). Doctoral thesis will be defended (cuándo vas a defender la tesis). My field of expertise is focused on (tus temas y campos de trabajo de tesis que encajan en la convocatoria).

I am working in (el campo general de trabajo) for (años que llevas trabajando en esto) years, since I started to collaborate with several research groups on (año que empezaste en el mundo académico) at (universidad o centro en el que empezaste), in parallel with (cuenta qué estudiabas o hacías a la vez que investigabas, ya que esto denota que sabes hacer varias cosas a la vez). From then on, I have studied, worked and immerged in the daily tasks of (qué se hace en tu campo de trabajo, por ejemplo en el mío: research, intervention and teaching) in several fields: (otros temas o subtemas de investigación en los que has trabajado que complementen a los de la postulación). Along these (número de años que llevas investigando) years, I have worked from diverse perspectives like (campos de trabajo, perspectivas o marcos teóricos desde los que has trabajado; ya que esto denota que controlas distintos enfoques). For these reasons, I am used to work and manage in different topics and to dive into the key activities and practices required for the aims and purposes of the projects I worked.

Throughout this time, I have worked in group with others researchers, students and collaborators; and together, we have written several papers, we have attended many congress, and even, we have published a book this year, as you could see in my attached CV.

Thanks to both Mr. (nombre del investigador o investigadores a los que te referiste en la primera línea) for your time and consideration. I will be so glad to hear from you, so I look forward to your answer. Do not hesitate to be in contact if you have any consideration via email at: (tu correo)

Yours sincerely,

(tu nombre).

Pues eso es todo, espero que te haya servido y tengas mucha suerte aplicando a las convocatorias! 😉

Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré. 

 @ebaes 

 Photo Credit: Kevin Steinhardt

miércoles, 31 de enero de 2018

¿Qué escribir en las conclusiones de nuestros trabajos académicos?

conclusion-TFG-TFM-tesis-articulosLa semana pasada escribía un post en el que hablábamos acerca de qué es y qué escribir en la introducción de nuestros TFGs, TFMs, tesis o artículos científicos. Como os dije, para esta semana tocaba hacer lo propio con un post para explicar qué es y qué poner en la conclusión de esos trabajos académicos que tenemos que escribir y que no sabemos qué poner. Y como lo prometido es deuda, aquí os lo traigo. Vamos allá:

En primer lugar, os quiero repetir el comentario que ya os hice en aquel post, y es que tanto la introducción como las conclusiones de un TFG, TFG, tesis o artículo científico dependerán en cierta medida de vuestra área del conocimiento, del estilo que cada uno tiene al escribir, y también de la persona/revista que va a evaluar vuestro trabajo.

Con este matiz en mente, podemos decir que la conclusión de nuestro TFM, TFG, tesis o artículo consiste en general en el cierre de nuestro artículo, aquello último que vamos a decir en nuestro trabajo. De la misma manera que la introducción servía para “introducir” (a veces lo más obvio es lo menos evidente), la conclusión sirve para concluir, es decir, se trata en cierta forma sintetizar todo lo que hemos escrito y analizado anteriormente.

También, igual que decíamos de la introducción, la conclusión tiene un contenido propio que dependerá de nuestro estilo; pero en general, la idea que tenemos que tener en la cabeza cuando escribamos la introducción es la de hacer lo contrario a la introducción, es decir: una pirámide no invertida. Con esto me estoy refiriendo a ir de lo específico a lo general (en este punto debo decir que hay más variedad de formatos en la conclusión que en la introducción, y que por tanto la pirámide no invertida no es la única posibilidad). Se trataría entonces de comenzar por aquello propio de nuestro trabajo, pero ya no referido solamente a nuestra aportación, a ese pequeñito grano de arena que hemos sumado al tema general en el que nuestro trabajo se enmarca; sino por el artículo en sí.

Pongo el ejemplo del post anterior sobre un TFG sobre mindfulness en población universitaria estresada en época de exámenes: en la conclusión empezaríamos precisamente haciendo un comentario sobre lo que hemos escrito anteriormente de este tema: los resultados (nuestra aportación) y la introducción (cómo se hila o enlaza nuestra aportación al tema general). Esto nos puede llevar un par de párrafos, y una vez hecho esto, yo recomiendo siempre añadir un párrafo más de “autocrítica” como yo le digo, conocido normalmente como las limitaciones de nuestro trabajo. En ese párrafo nos dedicaremos a reflexionar sobre el alcance y la calidad de nuestros resultados (¿son aplicables a cualquier población? ¿Se podían haber recolectado más y/o mejores datos? ¿las técnicas de recogida y el análisis fue el más oportuno?¿los objetivos que nos planteamos fueron cubiertos totalmente con nuestro trabajo, o algo se nos quedó fuera?). Este párrafo para mí resulta crucial, pues denota la madurez del autor para reconocer las debilidades de su proyecto y trabajar en ellas más adelante.

Finalmente, en otro párrafo o par de párrafos, podemos hablar sobre trabajos futuros, líneas de investigación que se abren con nuestra aportación, temáticas con las que se relaciona el trabajo y que no hemos abarcado, etcétera.

Como puedes ver, la conclusión no consiste en “aterrizar” el tema general en tu aportación, sino más bien en “despegar” desde tu trabajo hasta otros lugares como son trabajos futuros o limitaciones del mismo.
Conclusiones VS Discusión

En último lugar, os quiero hacer una matización sobre la diferencia entre discusión y conclusión de nuestros TFGs, TFMs, tesis o artículos. Si en la conclusión se trataba de “despegar” y “alejarnos” del documento que habíamos escrito; la discusión se centra totalmente en el documento en sí (sea TFG, TFM o lo que sea). Por otro lado, la discusión consiste en discutir los resultados, bien sea explicando qué quieren decir, si se ajustan o no a los objetivos y las hipótesis, o si encajan con lo dicho por otros autores en el estado del arte que hemos hecho al principio del documento. Por último, en algunas disciplinas (o revistas) la discusión se usa para analizar y comentar los resultados, mientras que el apartado propiamente de resultados solamente incluye los resultados en sí (gráficas, extractos de entrevistas, verbátims, imágenes…) que posteriormente son analizadas en la discusión. También debo decir que en algunas revistas o disciplinas académicas la conclusión y la discusión se entremezclan en un solo apartado y no se diferencian. En este caso ese apartado suele denominarse conclusión en un sentido amplio.

Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré. 

 @ebaes 

 Photo Credit: thierry.genevois

miércoles, 24 de enero de 2018

¿Qué escribir en la introducción de nuestros trabajos académicos?

introduccion-TFG-TFM-tesis-articulosMuchas veces, sobretodo cuando estamos empezando a escribir nuestros primeros artículos científicos (y esto es aplicable también a nuestros TFGs ,TFMs y tesis) nos cuesta empezar a escribir. En ocasiones esto se debe a la aparición súbita y típica del síndrome del folio en blanco, pero en otras ocasiones ocurre simplemente porque no sabemos qué poner en la introducción de aquel documento académico que estamos escribiendo (también es cierto que no es obligatorio empezar por la introducción, dependerá de tu estilo, la fase en la que se encuentre tu investigación, etcétera). Otro tanto ocurre frecuentemente con las conclusiones: ¿Es lo mismo que la discusión? ¿Es obligatorio poner  una conclusión? Si no es lo mismo que la discusión, ¿entonces qué pongo aquí?

Todo esto es lo que voy a tratar de comentar un poco en dos post que lanzaré hoy y la semana que viene. En el de hoy, os voy a ofrecer información general acerca de qué es la introducción de un artículo, TFM, TFG o tesis. La semana que viene haré lo propio sobre las conclusiones. Ante todo, una vez más os quiero advertir que, como pasa en otras cuestiones, la introducción y las conclusiones de un TFG, TFG, tesis o artículo científico dependerá en cierta medida de vuestra área del conocimiento, del estilo que cada uno tiene al escribir, y también de la persona/revista que va a evaluar vuestro trabajo; ya que normalmente hay una sección de “normas para autores” o bien si es un TFG o TFM, unas normas que ya guían las secciones y el contenido de las mismas para nuestros trabajos. Una vez hechos estos matices, vamos allá:

Introducción

La teoría sobre lo que es una introducción en un trabajo académico, es clara: la introducción, como su nombre indica, se trata de introducir al lector en nuestro trabajo. Introducir aquí debe entenderse como poner en contexto paulatinamente al lector sobre los resultados de nuestro trabajo (que explicaremos más abajo en nuestro trabajo, tras la introducción, la metodología y demás). Aquí, las palabras claves son “poner en contexto” y “paulatinamente”. Para explicar esto, siempre me ha gustado la metáfora de la pirámide inversa: nuestro documento (tesis, TFG, artículo…) debe explicar aquello que queremos decir, de lo más general a lo más específico. En ese orden, siendo lo más específico el resultado final al que hemos llegado con nuestra aportación particular; y lo más general sería ese “poner en contexto”, es decir, lo que ya han dicho otros sobre el tema de nuestro trabajo.

Aquí es donde entra aquello de “paulatinamente”. Con esto me refiero a que una introducción no tiene sentido si directamente descendemos al nivel más pequeño de esa pirámide inversa. Se trata de ir aterrizando el tema. Por ejemplo, si nuestros resultados arrojan luz sobre el mindfulness aplicado a estudiantes universitarios con estrés en época de exámenes (nivel más específico, nuestra aportación), en la introducción tendremos que empezar por el mindfulness en general, para pasar luego a explicar cómo el mindfulness se ha usado con el estrés; y posteriormente explicar aquello que ya han dicho otros sobre mindfulness y estrés en población universitaria. Ahí acabaría esa pirámide inversa, pues el siguiente nivel ya sería el nuestro, nuestra aportación, y nuestra aportación serán los resultados de ese TFG, tesis o lo que estemos escribiendo. A este juego de la pirámide inversa es lo que se denomina comúnmente como estado del arte, del cual forma parte la revisión bibliográfica de nuestro trabajo.

Dicho esto, es importante recalcar que en la introducción no solamente vamos a hacer una revisión bibliográfica sobre el tema de nuestro trabajo. Quizás sí que sea la parte más extensa de la  misma y la más importante, pero no la única. Así, es importante también “introducir la introducción”, es decir, justo en las primeras palabras de nuestro trabajo, explicar la relevancia de nuestro trabajo. Para ello suelen ser típicas las introducciones del tipo “Actualmente…”, o “Hoy día…”, o enumerando una serie de conceptos, hechos o eventos que definan aquello de lo que queremos hablar (asílo hice yo en mi tesis de hecho). Una cosa que hace alguna gente, pero que a mí no me gusta nada, es empezar el artículo, TFG, TFM o tesis con las mismas palabras con las que empezamos el abstract, y de esta forma no tener que escribir dos introducciones (la del abstract y la del trabajo propiamente en sí). Digo que esto a mí no me gusta porque lo considero un poco reiterativo: si he leído el abstract de tu artículo y me ha interesado (función principal de los abstract, no lo olvidemos), voy a leer el artículo; pero si la introducción de este me va a decir lo mismo que el abstract… ¿Para qué lo voy a leer? Insisto, es una opinión y un gusto propio.

Como decía antes, dependerá ya del estilo y la soltura que cada uno tenga, pero si estás empezando en el mundo académico, no te preocupes porque poco a poco irás encontrando tu forma personal.

Además de esto, una introducción también puede finalizar con un pequeño “mapa” o repaso de lo que va a ser el resto del trabajo. Por ejemplo, si nuestro TFG tiene una introducción, una metodología y participantes, unos resultados, una discusión y una conclusión; se trataría de cerrar la introducción haciendo un pequeño comentario o resumen de dos líneas de cada uno de los siguientes apartados. De esta forma, el lector puede hacerse una idea de lo que se va a encontrar, y pasar a una sección en concreto si le interesa más, o al menos tener un mapa mental del hilo conductor general del artículo , TFG, TFM o tesis desde el principio.

Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré.

 @ebaes 

 Photo Credit: laughingmonk

miércoles, 17 de enero de 2018

Cómo apostillar títulos para poder utilizarlos en el extranjero

Apostillar-legalizar-firmas-titulos-HayaUno de los aspectos sobre los que más dudas he tenido a la hora de tramitar todos los papeles para irme a trabajar a Chile, sin duda ha sido el referido al apostillar y legalizar mis títulos universitarios  españoles para que tengan plena validez en Chile (en mi caso).

Y es que, por mucho que buscaba y buscaba por internet, al no ser un experto en derecho y al tratarse de la primera vez que lo hacía; no me quedaba claro. Es por eso que en el post de esta semana os quiero contar qué es la apostilla y cómo apostillar tus títulos para que, si tienes un grado en España, te sirva en otros países; o si tienes un máster o un doctorado en España, te sirva en el extranjero.

¿Qué es la apostilla?

La apostilla no es ni más ni menos que un papel que te grapan en cada uno de tus títulos (grado/licenciatura/diplomatura; máster, doctorado…) que verifica que ese título es legal y está todo correcto. Si vas a trabajar en cualquier país de la Unión Europea, en principio no es necesario ya que, dentro de la Unión Europea, cualquier título que proceda de uno de sus países, se considera válido en cualquier otro por los distintos convenios y acuerdos de educación.

Peeeeeeero, si vas a estudiar en un país que no sea de la Unión Europea (Estados Unidos, Japón, China, Brasil… o cualquier otro), que tengas un título de doctor español no te garantiza que te sirva y que te reconozcan como doctor en esos países. Es por eso que apostillar los títulos es el proceso que debes hacer para que tus títulos sean válidos.

¿Cuál es el proceso?

El proceso en sí, no es demasiado complicado (según cómo te lo montes, para mí al principio parecía insufrible). Y es que lo cierto es que puedes hacerlo telemáticamente, o también en distintas delegaciones del Ministerio de Educación y de Justicia (a las que tienes que ir, así que, si en tu ciudad no existen, busca dónde las hay). En mi caso, ya que en Almería no existen estas delegaciones, tenía que ir igualmente a Madrid a tramitar el visado en el consulado chileno, y que no quería complicarme y sé que en Madrid están todas las sedes, me fue a apostillar los títulos allí directamente. El procedimiento, como digo, no es nada complicado, pero debes ir con tiempo y paciencia:

En primer lugar, debes acudir a la sede del Ministerio de Educación, pero no a cualquiera, sino a la que está en la calle Torrelaguna, 58. La sede se encuentra a las afueras de la M-30 en dirección este (si no me equivoco), y una vez llegues deberás coger número para legalizar las firmas de tus títulos (suele haber bastante gente, una hora de cola tendrás que esperar). Cuando te toque, el funcionario que te atiende legalizará las firmas de tus títulos universitarios oficiales, es decir, grado, máster oficial o doctorado. El procedimiento es que esa persona revisa la firma que aparece en tus títulos y la compara con las firmas que tiene en la base de datos de los rectores de las universidades españolas (los actuales y los anteriores). Si la firma es correcta, te pone un sello por detrás del título que certifica que la firma está legalizada.

En segundo lugar, con tu título y su nuevo sello, tendrás que ir al Ministerio de Justicia. Puede que en cuando estés en la sede del MECD y te atiendan, te den una dirección del Ministerio de Justicia en la que no suele haber cola (y así es, yo fui y fue bastante rápido), pero no me acuerdo de la dirección. La que aparece en la web del MECD sobre legalizaciones y apostillas es la Calle Bolsa 8, en Madrid centro al lado de la calle Génova. Una vez aquí, deberás esperar también tu rato de cola y con el sello de la legalización de firmas del MECD te darán un papel que graparán a tu título que certifica que es legal, oficial, y que todo es correcto. En esta misma sede deberás realizar la apostilla de todos los demás documentos: certificado de antecedentes penales, otros títulos no oficiales, etcétera.

A tener en cuenta

Los títulos no oficiales, así como otros documentos no educativos, también tienen que pasar por la fase de legalización de firmas antes de ir al Ministerio de Justicia para su apostilla. No te puedo decir donde se hace porque a mí no me hizo falta, aunque creo que es a un notario, no sé si cualquiera vale, o tiene que ser un notario del campo al que pertenece tu documento (ej. un colegio médico, una asesoría, etcétera).

Otro punto a tener en cuenta, es que todo el procedimiento que he explicado es para trabajar en países que hayan firmado el Convenio de La Haya. Es decir, países que hace un tiempo se suscribieron a un acuerdo por el que facilitan todo el procedimiento para reconocer la legalidad de sus títulos en el resto de países del Convenio de La Haya. Si el país al que vas a trabajar no ha firmado el convenio de La Haya, el proceso es más complejo, pero tampoco puedo ayudarte mucho porque no fue mi caso.
Espero que este post te haya servido, y si tienes más dudas o puedes explicarnos cómo se hace el apostillaje para países que no son del convenio de La Haya, o cómo legalizar documentos que no sean educativos, te lo agradeceré eternamente! Déjanoslo en los comentarios.


Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré. 

 @ebaes 

 Photo Credit: Ekaitz Arbigano

miércoles, 10 de enero de 2018

¿Qué es la acreditación académica?

acreditacion-aneca-universidad-investigacionAhora que he acabado el doctorado y estoy empezando a trabajar en el mundo académico más allá del mundo de las “ayudas”, las “becas” o de la etapa formativa doctoral; se me acaba de abrir un nuevo mundo en el que hasta ahora no había recaído y que parece bastaaante confuso y abrumador (al menos para mí). Se trata del asunto de las acreditaciones académicas, el paso indispensable para poder trabajar en la universidad como una de las figuras reconocidas en la academia española.

Antes de empezar, debo reconoceros que no soy para nada experto en este tema. De hecho, doy por hecho que alguna de la información que aquí os voy a contar va a ser errónea, pero trataré de que al menos os sirva de guía para que sepáis lo que os espera después del doctorado para poder trabajar como profesores/investigadores universitarios (al menos, en la universidad pública).

Lo primero que debéis saber, es que aunque como alumnos, cualquier persona que viene a nuestra aula y nos da clase, lo consideramos profesor, esto no significa que en la estructura universitaria todos tengan el mismo rango o pertenezcan al mismo nivel. No me conozco todos los estratos, pero tan solo por citar algunos, tenemos: alumnos de doctorado con una FPU/FPI que pueden dar docencia, profesores/investigadores postdoc (que disfrutan de un contrato o beca postdoctoral), ayudantes doctores, contratados doctores, profesores asociados, profesores titulares o catedráticos. Más complejo de lo que parece, eh? En este vídeo del canal de Youtube os intenté explicar un poco mejor esto, por si os interesa.

Vamos a lo que hemos venido: La acreditación. La acreditación es un sistema externo de evaluación de los profesionales académicos, que supuestamente (ya sabéis de mi escepticismo por los criterios y sistemas actuales de evaluación) califica el nivel que cada uno de nosotros tenemos dentro de la academia. Estar acreditado es indispensable hoy día para trabajar en la universidad pública española, ya que supuestamente es un criterio externo que garantiza la transparencia y la calidad de la plantilla universitaria.

Esta evaluación es llevada acabo por la ANECA (si has pedido una FPU alguna vez, seguro que te suena), está dividida por niveles, y se basa principalmente en los clásicos méritos académicos: publicaciones de impacto/JCR, horas de docencia (básicamente estos dos), libros publicados, actividades de transferencia del conocimiento, ponencias en congresos, etcétera. Cada nivel de acreditación tiene unos requisitos específicos de méritos, los cuales van sumando puntos hasta que el total de méritos de nuestro CV supone una cantidad X total de puntos. Si llegamos a una cantidad mínima de puntos, conseguimos la acreditación en ese nivel.

Cada uno de los niveles, como digo, tiene unos requisitos concretos. Por ejemplo, el primer nivel (el más básico) de acreditación, es el de ayudante doctor. Hasta donde yo sé, la acreditación como ayudante doctor se evalúa y se tiene en cuenta si al menos se han impartido 450 horas de docencia. Por otro lado, para acreditarnos en el nivel de profesor titular, necesitamos haber publicado X número de artículos de impacto/JCR de primer o segundo cuartil. Cada área del conocimiento tiene unos requisitos (pese a ser del mismo nivel), por ejemplo, acreditarse como profesor titular por Ciencia Sociales no tiene los mismos requisitos que hacerlo por Económicas.

Entonces, cuando queramos acreditarnos, tenemos que rellenar unos datos en la ANECA entre los que se incluyen nuestro CV y méritos. La ANECA reúne a unos expertos, y si consideran que cumples los requisitos para el nivel de acreditación que has solicitado, te dan el visto bueno. Una vez conseguida la acreditación, tendrás que presentarte al puesto que una universidad oferte en ese nivel de acreditación, junto a tu CV y los méritos pertinentes (es decir, acreditarte no te garantiza trabajar, tan solo que cumples los requisitos para ese nivel).

Como habrás intuido, cada nivel te permite mejorar tus condiciones respecto al nivel anterior: sueldo, créditos de docencia a impartir, etcétera. La controversia principal con el sistema de acreditación (además de lo cuestionable o no que pueden ser los criterios elegidos para cada nivel), gira entorno a los profesores que ya están trabajando en la universidad desde hace años, y sobre si ellos (que ya tienen una plaza fija en muchas ocasiones) cumplirían los requisitos que se les están pidiendo a los nuevos acreditados en su mismo nivel.


Y hasta aquí, todo lo que ahora mismo sé sobre el sistema de acreditación. En un tiempo, si quiero volver a España (ya lo veremos), no me quedará otra que acreditarme. Espero que con un poquito de suerte, consiga una plaza fija que me haga estabilizarme un poco y deje de dar vueltas al mundo! Cualquier corrección, sugerencia o matiz sobre lo que he escrito, dejádmela aquí abajo o me la mandáis por correo a: contacto@ebaes.es

Nota de actualización: Gracias a Marta por hacernos llegar las horas de docencia que se tienen en cuenta para la acreditación como ayudante doctor 😉

Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré.

 @ebaes

 Photo Credit: Ondřej Šálek