miércoles, 7 de diciembre de 2016

Cómo es el proceso de publicación de un artículo científico

proceso-escritura-envio-publicacion-paper-articulo-revista
Aprovechando que hace unos pocos días publicaron en la revista Fractal uno de los artículos que he escrito junto a mis compañeros de POBICS (que si quieres, puedes leer aquí) para mi tesis, he pensado que podría ser útil para ti contarte un poco cómo es y en qué consiste el proceso de publicación de un artículo científico. 

Y es que hay que reconocerlo. Escribimos y se dice mucho sobre "tips para ayudarte en tu escritura científica", "cómo y dónde buscar referencias bibliográficas", "herramientas para tu doctorado". Todo eso es muy ok y yo soy el primero que ha escrito sobre ello. Pero en base a mi experiencia en el mundo de la investigación, poco hay dicho de forma explícita acerca de la siguiente fase: ¿Cómo es el proceso desde que escribes el artículo hasta que finalmente es publicado?

En este post, junto a otro que publicaremos más adelante, trataremos de dar respuesta a esta pregunta en base a mi experiencia y aprendizaje en este campo a lo largo de los últimos (casi) 7 años. Como siempre, no te tomes esto como una verdad única y válida para todos: cada campo de conocimiento, revista, forma de trabajo, director de tesis, autor... es distinta. Quédate con aquello que te sirva y te sea útil e ignora todo lo demás. Comenzamos: 

¿Cómo es el proceso desde que escribes el artículo hasta que finalmente es publicado?


La primera y breve respuesta que me viene a la cabeza al leer esta pregunta es: lento. Si el proceso de escritura de un artículo científico puede llevarte desde pocas semanas (si ya tienes listos y analizados todos los datos, se te da bien escribir y no es tu primera vez, y tienes libertad por parte de tu director), hasta varios meses (si vas recopilando bibliografía y analizando datos a la vez, no se te da muy bien la escritura científica o es tu primera vez); el proceso de publicación es casi más lento. Aunque esto depende y varía bastante entre unas revistas científicas y otras, es cierto que desde el momento en que subes el documento al aplicativo de la revista, hasta que finalmente es publicado, puede llegar a transcurrir un año (y a veces, más). 

Por tanto, te recomiendo que tengas muy en cuenta los plazos, sobretodo si la publicación (o al menos la aceptación definitiva) de tu artículo está comprometida para aplicar a una beca o para los méritos necesarios para poder leer la tesis. 

Un ejemplo: mi doctorado dura tres años, y uno de los requisitos para poder ser doctor es tener publicados al menos dos artículos, de los cuales uno esté indexado en el JCR. Pues bien, si quiero depositar y leer mi tesis "a tiempo", deberé tener al menos aceptados, estos dos artículos para cuando acaben esos tres años. ¿Qué significa eso? Que en mi caso, tuve que ponerme a escribir estos artículos nada más empezar el segundo año de doctorado para no pillarme los dedos

No desesperes. Esto no significa que ya vayas tarde o que tengas que haber escrito varios artículos hace ya tiempo. Tan solo me refiero a mi circunstancias, y es un punto que debes tener en cuenta, pero todo es arreglable y siempre puedes empezar ahora mismo. En todo caso, lo esencial es tener bien cubiertos los plazos, y para ello, te recomiendo seguir el método POBICS para investigar 😜.

Truco: si te interesa saber cuánto tarda más o menos la revista que hayas elegido en publicar, mira uno de los artículos ya publicados. Normalmente, al prinicipio o al final, viene una nota que pone algo así como: "artículo recibido: xx/xx/xxxx" - "artículo aceptado: xx/xx/xxxx". Compara ambas fechas y sabrás cuánto tarda en revisar y publicar.

¿Y después?

Lo trataremos con más detalle en una segunda parte de este post que haré más adelante: tras calcular y planificar las fechas de publicación que consideres aceptables (tal vez no sea una prioridad para ti este asunto), lo siguiente será elegir la revista, empaparnos de las normas para autores de la revista en particular (y seguramente, adaptar tu documento al estilo, formato y referencias de la revista), y aprenderte al dedillo el funcionamiento de la plataforma de envío de artículos de la revista en particular de la que se trate.

En mi caso, este artículo fue de los que tardó bastante tiempo (más de un año... aunque haya merecido la pena de sobra). Recuerdo cómo uno de los primeros pasos fue revisar toda la plataforma de envío de artículos de la revista, y ver que se parecía muchísimo (creo que la plantilla era la misma) a la de otro artículo que había enviado hace poco tiempo. 

El mayor tiempo siempre lo acabas invirtiendo en el proceso de ajustar tu documento final al formato "pre-print". Pre-print es el término que se usa para denominar al artículo en su versión final antes de ser evaluado. Como decía, este proceso es bastante farragoso. Independientemente de si te gusta tener "bonito" tu artículo a la vez que lo vas escribiendo, o bien dejes esta tarea para el final, seguramente tengas que cambiar todo el estilo: desde los márgenes de tu documento hasta las sangrías de cada párrafo; pasando por el tamaño y tipo de letra, las notas a pie de página, la leyenda de las imágenes/gráficas... y las temidas referencias.

Las referencias....

El problema principal de las referencias en el envío de cualquier artículo, es que por mucho que la mayoría de revistas de tu área use un mismo formato (ejemplo: APA, Chicago Style, Harvard...), cada una de ellas modifica ligeramente las normas generales de estos estilos, así como el diseño. Por ejemplo, en las revistas de mi área lo normal es el estilo APA (si bien es cierto que cuando aprendes a citar en APA con todas sus variantes, te encuentras una revista con Chicago Style o viceversa), pero algunas revistas lo hacen citando el nombre completo (Ej. García, Pedro) y otras solo la inicial (Ej. García, P.); algunas revistas te piden sangría francesa en las referencias (solo tienes que seleccionar todas las referencias y pulsar "ctrl+f") y otras no; algunas te pedirán ciertas palabras en cursiva, o los nombres en mayúsculas con el apellido en minúsculas, etcétera. 


Finalmente, una vez adaptado el formato y las referencias, según la revista tendrás que adjuntar las tablas, gráficas e imágenes en un documento aparte, tendrás que anonimizar el documento, tal vez tengas que eliminar las referencias bibliográficas de los autores del artículo (es decir, tuyas y de los otros miembros que firmen contigo). No te preocupes, todo esto lo explicaremos en la segunda parte del artículo en detalle en unos días 😉

Como puedes ver, es un mundo, pero ten paciencia. Como todo, esto se aprende con paciencia, escritura y muchos intentos de envío. 


Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. Un regalo exclusivo para lectores VIP dispuestos a romper moldes, sobresalir e impactar te está esperando. Encontrarás más información en el email de confirmación que te enviaré. 

 @ebaes 

 Photo Credit:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Te responderé personalmente en la mayor brevedad posible. Si te ha interesado el contenido, suscríbete en el botón que tienes a la derecha.