miércoles, 7 de marzo de 2018

¿Qué significa la expresión "publish or perish"?

Si eres investigador novel o te encuentras estudiando un doctorado, seguro que has escuchado alguna vez la expresión "publish or perish" y sabes de lo que te estoy hablando. En cambio, si aún estás estudiando un máster o acabas de empezar en el mundo de la investigación, puede que aún no te hayas familiarizado con esa expresión... 

El post de hoy trata precisamente sobre esta cuestión, ya que me gustaría reflexionar un poco acerca del significado del "publish or perish", su origen y las consecuencias actuales en el mundo de la academia. 

"Publish or perish" es una expresión inglesa, que hasta donde yo sé nadie ha traducido literalmente en el mundo castellanoparlante, pero que cualquier investigador conoce sus implicaciones (y si tú todavía no, este post es para ti). Literalmente, sería algo así como "publicar o perecer", y es una frase que muchos investigadores han acuñado para definir el panorama actual del mundo de la investigación, yo diría que a escala mundial

Pero, ¿Cuál es su origen? Como digo, esta expresión está ligada a la esencia de lo que significa investigar actualmente, pero para ello creo que es necesario definir brevemente qué significa investigar. 

Hace pocas semanas hice un vídeo sobre ello en el canal de Youtube (puedes verlo aquí), pero resumiéndolo mucho, investigar consiste en indagar sobre un tema específico. Si nos referimos al mundo académico, investigar consiste en indagar sobre una pregunta específica de nuestro área de conocimiento (biología, filología, psicología, geografía...) y todo el elenco de actividades concretas que conlleva esta indagación: leer, estudiar, escribir, hacer experimentos, recoger datos, contrastar, discutir, reflexionar, compartir con los compañeros y recoger feedback, volver a recoger datos, analizar... 

En principio, hasta aquí todo parece claro, así que entiendo que te hagas la pregunta: "Enrique, ¿Qué tiene que ver esto con el publish or perish?" Pues bien, allá vamos: Hoy día, a toda esa serie de actividades que acabo de comentar superficialmente, hay que añadirle toda una serie de actividades que encauzan o dirigen la actividad investigadora por unos canales muy concretos, a los cuales los investigadores nos vemos "invitados forzosamente" por no decir obligados a seguir. Y estos son los de publicar en revistas científicas, y en concreto, en revistas de impacto, también llamadas coloquialmente JCR o ISI (para no alargar el post, puedes leer qué son las revistas de impacto aquí y mi opinión al respecto aquí).

Investigar hoy día tiene una sola finalidad, y es la de publicar en este tipo de revistas, puesto que prácticamente es el único mérito que se tiene en cuenta para que un investigador consiga financiación, no sea expulsado de la academia, promocione y avance en su carrera laboral, o consiga algún proyecto o hito profesional. Todo lo demás (despertar el interés en los alumnos, enseñarles valores personales, ser un buen comunicador, tener ideas brillantes, ser buen compañero de laboratorio, encontrar soluciones a problemas de la humanidad... y un largo etcétera), queda totalmente en segundo plano. Esto tiene dos claras consecuencias: 1) Un buen investigador va a ver todo su potencial minimizado al centrarse casi en exclusividad en aquello que le va a permitir seguir trabajando: publicar artículos de impacto; y 2) La labor de la universidad y de la academia general, esa idea que a todos nos han vendido alguna vez de "promotor del cambio social", "la fábrica del conocimiento" y demás... se reduce a escribir y publicar artículos. Artículos que, no olvidemos, finalmente solo van a leer algunos nuestros compañeros científicos (¿qué persona de a pie lee un paper científico?) al menos que seamos el próximo premio Nobel, y que además, por norma general, solo van a leer para poder citarlos en sus propios papers y no para producir ese cambio social o generar ese conocimiento que se le presupone a la academia. 

En resumen, el "publish or perish" consiste en que la actividad académica se ha traducido en un proceso expreso y casi exclusivo de publicar artículos científicos ya que es aquello que se tiene en cuenta para promocionar y mantenernos laboralmente. Y no digo que publicar artículos científicos esté mal, de hecho lo considero fundamental. Pero no lo considero ni lo más importante, ni que la actividad académica se deba reducir a esta tarea como ocurre actualmente, y menos si tenemos en cuenta el significado tan arbitrario y falto de calidad del hecho de que una revista tenga "impacto". Los investigadores se están especializando en escribir papers, de hecho creo que la generación de científicos actual es experta en escribir artículos. Pero nada más. Hoy día, la fórmula de la academia es: ciencia = publicar artículos en revistas de impacto. Y creo que eso obvia una parte fundamental de lo que siempre ha sido y debe ser la academia, ya que como alguna vez he comentado, si nosotros como impulsores del conocimiento social no predicamos con el ejemplo de lo que deben ser los valores humanos, difícilmente otro colectivo lo hará.

Por tanto, considero que deberíamos reflexionar sobre si queremos que lo que prime en las universidad y en el mundo académico general a nivel mundial sea el hecho de escribir y publicar artículos que casi nadie va a leer, y que los pocos que los van a leer los van a usar solamente para escribir más papers. Y si no es esto lo que queremos, qué otras alternativas y opciones tenemos sobre la mesa. 


Si te ha gustado el post, compártelo en Facebook, Twitter y recomiéndalo! Al final de cada entrada tienes los botones de redes sociales. Suscríbete en la barra de la derecha. También puedes seguirnos en el canal de Youtube de la comunidad ebaes!! Un regalo personal para los lectores más fieles te espera, además de ciertas ventajas y adelantos de post especiales. Encontrarás toda la información en el email de confirmación que te enviaré. 

 @ebaes 

 Photo Credit: Sam Churchill

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. Te responderé personalmente en la mayor brevedad posible. Si te ha interesado el contenido, suscríbete en el botón que tienes a la derecha.